Ir al contenido principal
Mira el mapa de las librerías que albergan estos libros a continuación (Cochabamba, Bolivia):

Presentación "Sibelle para Benjamín" - Parte 3

Por último, para cerrar la presentación, me tocó hablar. Por suerte ya no tengo tanto pánico escénico como antes. Soy capaz de hablar más fuerte y sin demasiado nerviosismo. La ventaja era que la mesa cubría mis piernas del público, así que podía mover los pies a modo de descargar mis nervios sin que nadie se diese cuenta.

Confieso haber escrito poco antes lo que iba a decir, pero hice lo posible por no leerlo tal como estaba. De cualquier forma, creo que en eso Pablito me superó con creces.

En cierto momento hice referencia a la contratapa del libro, por lo que preparé una diapositiva para ese momento.
Normalmente no me gusta adelantar nada de mis obras, pero en esta ocasión tuve que explicar el por qué del título, puesto que muchos ni siquiera conocían la palabra Sibelle.

También aproveché en mostrar las portadas de mis anteriores libros. Es sabido ya que suelo meter a personajes de otros libros en nuevas obras. En este caso, "Sibelle para Benjamín" no es la excepción, y por eso hice algunas referencias a las demás novelas. Si hablé bien o mal, no sé. No he visto la filmación completa, ni siquiera al editarlo para YouTube.
Si quieren, pueden leer lo que escribí y ver el video aquí.

Una vez concluida la presentación, tuvo lugar lo que pretendía ser el brindis, aunque me solicitaron para firmar los libros, que cuando terminé, tanto el brindis como los bocaditos se habían esfumado.

No importa. El momento de firmar los libros es algo que espero también con emoción, pues entro en contacto con mis lectores -o futuros lectores- y eso me gusta tanto... 

Conozco sus nombres, algunos me dicen cuánto les gustaron mis libros, o me preguntan cosas. No falta una persona que me agradece, porque, al parecer, en mis libros se percibe esa esperanza que tanto quieron transmitir.

Mi mano se cansa, puede ser, pero para mí no hay mejor forma de cansarla.
Ah, y se me olvidaba. Antes de ponerme a mi mesa-escritorio nos sacaron una foto junto con Gaby y Pablito. No sé si se nota, pero estoy muy feliz en ese momento. Embelesada por las palabras de ambos, de los aplausas, de la atención recibida. Pero sobre todo, porque hay aceptación. ¡Mi libro realmente es acogido por el público!



Todo terminó bien. Mi docente de Relaciones Públicas también se acerca mientras firmo los libros para felicitarme. Ni bien me alejo de mi mesa-escritorio se me acercan para hacerme algunas preguntas. Radio Kanchaparlaspa y Diverso TV hicieron cobertura de la presentación, así que no puedo negarles un momento exclusivo para ellos.



Cuando por fin estoy libre, veo que la gente ya se ha ido. Me entristece no haber podido despedirme mejor, o siquiera escuchar a amigos y conocidos que vieron a apoyarme.

Ah, pero entonces veo a mis amigos. No sólo el grupo que organizamos el evento, sino mis demás compañeros que vinieron a ayudarnos. Porque somos un curso unido, y la ayuda prestada en esta ocasión, se dará después.


 Sinergia Eventos. Una organización que nunca olvidaré. Este equipo fue conformado por (de izquierda a derecha) Adrián Cardozo, Lucía Guamán, Adriana Mercado, yo, Devy Gonzales y Roberto Cabezas.

Muchachos, lo hicimos bien.

Sinergia Eventos
Todas las fotografías del evento fueron tomadas por Mauricio Rocabado.

Comentarios