Ir al contenido principal
Mira el mapa de las librerías que albergan estos libros a continuación (Cochabamba, Bolivia):

Entrevista a Anita Triveño: La fantasia de la mano de una joven escritora

anita triveño para amazing
Ana Triveño Gutierrez, es una joven escritora con bastante talento y futuro promisorio para la narrativa fantástica boliviana, sobre todo en el contexto de obras de fantasía. Ella emerge como escritora a temprana edad, y su trabajo se plasma con la publicación de su primera novela “La Luna de Apolo” en 2009, justo cuando cumplía 19 años. A partir de ahí, Anita no para de escribir y hasta el presente ya publicó cuatro novelas de narrativa fantástica, dirigidas principalmente a los jóvenes, donde su éxito es rotundo.

Iván Prado para Amazing Stories.- Es necesario acudir a los cimientos de tu formación como escritora para poder entender este tu ímpetu para escribir. ¿Cuáles son las circunstancias en las que surge tu deseo de escribir?
A.T.G. En realidad desde siempre me ha gustado escribir. La escritura ha sido una práctica que he llevado a cabo continuamente desde que aprendí a hacerlo. La lectura me ha favorecido mucho en este aspecto, pues me gustaba leer mucho, mi vocabulario y ortografía también se desarrollaron mucho. De igual forma, mi imaginación se ha mantenido bien alimentada. Es por esto que escribía historias desde muy niña, desde cuentos de tres líneas hasta historias que me ocupaban un par de hojas. El deseo de escribir ha nacido conmigo.


AMS.- ¿Ese navegar por la escritura en tu infancia y adolescencia, en qué momento toma la figura de elaborar un trabajo “serio”?
A.T.G. En el momento de publicar mi primer libro. Esa oportunidad se me presentó de forma espontánea. La verdad no lo creí hasta tener el libro en mis manos. Ante la buena acogida de este ejemplar, entendí que podría seguir escribiendo más obras y publicarlas de la misma manera. En este momento no lo considero mi trabajo principal, pues más que un trabajo es una vocación para mí, es una fuente de relajamiento, donde no tengo presiones que otro tipo de trabajo podría generar. Siempre espero a que mis dedos se pongan ansiosos por escribir para hacerlo, tampoco es algo que hago todo el tiempo. No obstante, comprendo que debo hacerlo con mucha responsabilidad, ya que no se trata de algo que se quedará conmigo. Ya no. Mis obras están saliendo a la sociedad. Así como yo misma voy creciendo junto a mi escritura, también lo hace el compromiso con mi público, así que le aplico todo mi esfuerzo para hacer un buen trabajo.

AMS.- A partir de tus cuatro obras publicadas, se nota que deseas llegar a los jóvenes con distintos mensajes; ¿por qué crees que tus obras deben llevar un mensaje intrínseco?
A.T.G. Porque para eso escribo. No pretendo únicamente presentar historias entretenidas. Siempre he tratado de comunicar un mensaje. Para mí, los jóvenes son muy importantes. Puedo comprenderlos un poco ya que yo misma soy joven. A veces se necesita una señal para seguir adelante, algo que te de fuerzas o te inspire. Eso es lo que quiero hacer, por eso es que mis obras normalmente manejan ciertos valores que para mí son más valiosos incluso que tener una religión. Mi premisa parte de la idea de que la sociedad muchas veces se corrompe, vivimos en continuo caos. Con mis obras, quiero plantar en los corazones de mi público la idea de que no todos llegan a corromperse, de que siempre pueden elegir ser magnánimos con los demás. Esa es mi esperanza, mi idea de un mundo mejor, y mi manera de mantenerla es transmitiéndola a través de mis obras.

1AMS.- Lo paranormal es algo que atrae la atención de los lectores de literatura fantástica, y en tu primera novela “La Luna de Apolo” emergen fenómenos paranormales a partir de situaciones donde aparece la muerte. Extrayendo lo esencial de este tu libro, ¿en qué medida consideras que ésta tu obra puede llenar las expectativas del lector, y por qué?
 A.T.G. Más que paranormal yo diría sobrenatural. Pues, de acuerdo a los comentarios que he recibido, lo que más les ha gustado de esta novela ha sido la intensidad de los sentimientos que he logrado plasmar en la historia. Muchos jóvenes me hicieron saber que se sentían identificados con algunos de los personajes y que de hecho la novela les había ayudado mucho en su vida personal. Así que veo, al menos con esta obra, una gran aceptación por parte de mi público.

AMS.- En esta existencia el ser humano es dual, por lo tanto, tiene aspectos “buenos” y aspectos “malos”. En el ámbito espiritual se dice que el ser humano tiene que conocer y dominar tanto sus aspectos positivos como los negativos. En tu segunda novela “Cazador de Sombras” tratas de los “demonios internos” que hacen parte de la psique humana y estos demonios, como es de esperar, producen conflictos. Viendo esa situación, ¿en qué proporción, si es que pudiéramos darles una medida, los “demonios” facilitan el crecimiento personal, y cómo lo hacen?
A.T.G. Pues, no creo que se le pueda asignar una medida. Sin embargo, creo que facilitan el crecimiento personal desde plantearnos su propia existencia. Quiero decir, una vez que reconocemos que tenemos cierto defecto, cierto demonio, es más fácil confrontarlo o corregirlo. Con saber que lo tenemos ya podemos asimilar parte de nuestra identidad, nos conocemos mejor a nosotros mismos. Además, no todo defecto es malo. Es bueno tenerlos, nos hacen humanos. Si queremos mejorar, tenemos que aprender de ellos.

AMS.- Desde la religión hindú, la muerte no es más que un traspaso hacia otra dimensión, donde se da la liberación del alma; en las creencias occidentales existe un maremágnum de creencias acerca de la muerte, y sobre esto parece no haber puntos de encuentro; en tu tercera novela “La Muerte quiere morir” colocas a la Muerte como un personaje, quien anecdóticamente pasa por una suerte de crisis existencial, y se rebela frente a su rol. ¿Qué impacto tuvo esta novela en el lector, curioso no sólo por hechos sobrenaturales sino también por dramas inesperados?
A.T.G. Pues, el impacto en realidad no lo conozco. He recibido comentarios de que les ha gustado mucho, que les parece muy interesante la idea y que, como suele ocurrir con mis obras, alguna parte les conmovió. Algunos lectores me han hecho llegar palabras de lo mucho que les había gustado, que les había hecho reflexionar sobre muchas cosas. Con eso estoy contenta. En futuras obras seguiré utilizando a este peculiar personaje que es la Muerte.

Sibelle para BenjamínAMS.- En tu cuarta novela “Sibelle para Benjamin” introduces lo fantástico como un elemento notorio donde la realidad y la fantasía se entremezclan en un ambiente rarefacto; en ese contexto, ¿cómo puede una gárgola “viviente” tener tal impacto, como el que tuvo, en la mente del lector ya sea ingenuo o de uno que conoce sobre esas lides?
A.T.G. Para esta obra investigué mucho sobre las gárgolas. Quería recurrir a una criatura atípica, ya que hay otros seres sobrenaturales que simplemente los han explotado demasiado. Una gárgola es poco común, además que se ajustaba a una de las premisas con la que empecé el libro. Siendo gárgola humana, ¿hasta qué punto alguien puede llegar a cosificarse? Creo que el impacto que tuvo tiene que ver con la inocencia que le imprimí al personaje. La gárgola es como un niño que va creciendo, que va conociendo el mundo. Creo que el impacto se debe a eso. El lector no necesita conocer nada de las gárgolas, todo está en la obra.

AMS.-¿Qué significa para ti el mundo sobrenatural, que tanto exploras en tus novelas? ¿En qué medida el hombre está inmerso, por una parte en la realidad cotidiana y por otro, en un mundo maravilloso donde suceden situaciones inexplicables? ¿Y por qué usas esta veta para dar un tinte especial a tus obras?
A.T.G. El mundo sobrenatural es mi medio para metaforizar fenómenos que ocurren. Por ejemplo, el que la gárgola se vea como un humano pero esté hecho de piedra representa a esas personas que permiten que se adueñen de ellas, que sean objetos. O los demonios internos, representan a nuestros defectos. Se me hace muy interesante mezclar estos hechos con la vida cotidiana porque para mí no son algo totalmente extraordinarios. Quiero que los vean como algo que podría suceder y que de hecho está sucediendo todo el tiempo. De esa manera, mis lectores verán también el mundo con nuevos ojos, verán una realidad distinta, oculta pero presente. Quiero expandir mentes, ¿qué mejor para hacerlo que apelando a su imaginación?

AMS.-¿Siendo escritora joven, qué autores de la literatura fantástica están influyendo en el momento en tu obra?
A.T.G. Siempre he considerado a dos escritores como mis principales influencias en la escritura. Autores que me fascinaron por su estilo y por los temas que tocaban. Me refiero a Anne Rice y Stephen King. Son autores que me fascinan y en cierta medida creo que mis escritos responden a una hibridación de ambos estilos junto con el mío. Tengo muchos otros que me gustan, claro. En realidad todo lo que leo siempre termina aportándome de alguna manera y he leído bastantes. De todas formas sigo creciendo, estoy apenas en el comienzo de mi carrera literaria. Tengo muchos proyectos pendientes, yo misma estoy en evolución.

AMS.- ¿Qué otros escritores bolivianos tú conoces y que estén editando obras dentro del subgénero de la fantasía?  ¿En qué medida consideras tú que la literatura de fantasía tiene acogida en Bolivia?
A.T.G.- Conozco a varios autores que ya tienen obras publicadas dentro el género. Yo misma pertenezco a un sociedad de escritores de narrativa fantástica y ciencia ficción, SUPERNOVA. Entre estos autores, uno de las obras que más me ha gustado ha sido la novela Venus Reluciente, de Dennis Morales Iriarte. Gracias a autores así es que tenemos mucho potencial en Bolivia con respecto a este género. A los bolivianos no les gusta la literatura fantástica, al menos no a la mayoría. Su literatura a lo largo de los años se ha destacado por ser muy realista, con toques históricos. Se podría decir que la novela social tiene el papel principal dentro la literatura boliviana, a mi parecer. De todas formas, estamos entrando ya a una etapa de cambio. Las rupturas literaterias permiten a lo fantástico ingresar con fuerza. Poco a poco, tenemos más lectores. Estamos creciendo con este tipo de literatura, será difícil romper el paradigma del realismo social, pero con ayuda de buenos autores y buenos lectores, estoy segura de que vamos a lograrlo.

AMS.- El publico boliviano ha disfrutado bastante de películas de narrativa fantástica como Narnia, Harry Potter, Crepúsculo, Alicia en el País de las Maravillas y otras, en ese contexto, ¿cómo se puede explotar la veta fantástica en la literatura boliviana, tomando en cuenta que en las culturas andino-amazónicas, lo fantástico está muy inmerso?
A.T.G.- Lo fantástico puede ser explotado de muchas maneras. Es verdad muchas de las obras más famosas se deben a ciertas creencias y mitos de diversas regiones. Sin embargo, no creo que una literatura fantástica boliviana tenga que ser necesariamente regionalista. Sí, tenemos muchas criaturas muy impresionantes en nuestras propias creencias, pero no me gustaría que se cerrara a eso. La mejor manera de explotar una veta fantástica es imaginando, nada más. Imaginando a tus propios seres, creando o transformando nuevas criaturas, nuevos fenómenos. Todo el poder está en nuestra mente. Eso es lo hermoso de la fantasía.

AMS.-¿Qué proyecciones tienes para el futuro? ¿Tienes alguna otra novela como proyecto? Puedes adelantar algo, para aquellos lectores que te siguen a través de tus libros.
A.T.G. Pues sí, tengo varios proyectos. Me encantan todos ya que están interrelacionados. Todas mis obras tienen conexiones entre ellas, por eso suelo dejar en ellas algunos cabos sueltos que luego serán retomados en futuras obras. En este momento estoy por publicar otra obra, una que tenía lista ya este año pero que por mi tesis no pude publicar. Es la primera novela que pertenecerá a una saga llamada “El Devorador de Almas”. Tiene como título individual: “Canciones del corazón mojado”. No puedo esperar a que ya salga, confío en que será del agrado de mis lectores. En esa novela tocaré la importancia de nuestros sentimientos, de cómo a veces nos cerramos mucho y los reprimimos. Como siempre, mi toque sobrenatural traerá a un ser que anuncié de forma casual en Sibelle para Benjamín, un ser que viene de un mundo oscuro y que al llegar al nuestro, comenzará a “devorar” nuestras almas. Para saber de la presentación y cualquier otro dato les invito a visitar mi blog o mi página en Facebook. Pueden ingresar con: “Libros de Ana Triveño”.

Comentarios