Ir al contenido principal
Mira el mapa de las librerías que albergan estos libros a continuación (Cochabamba, Bolivia):

Presentación "Sibelle para Benjamín" - Parte 1


A mi escáner se le ocurrió cortar la parte inferior
Invitaciones auspiciadas por la imprenta a la que suelo ir
La presentación se llevó a cabo el 20 de septiembre (jueves) a las 19.00 en el Teatro del Colegio Santa Ana. Participaron la escritora Gaby Vallejo, el licenciado Pablo Bustamante y el grupo narrativo La Boca.
En realidad, esta presentación nació de una materia en mi universidad llamada "Relaciones públicas", en la que nos hacen organizar eventos lo más perfectamente posible.

Fue una semana de estrés total! Justo a mi grupo (Sinergia Eventos) nos tocó hacer una presentación, y el docente, Henry Mendoza, permitió que hiciéramos de mi libro. Fue realmente oportuno, dado que mis libros salieron de la imprenta a principio de septiembre y la fecha que nos dio el docente coincidía con la presentación.

Estuvimos con mis compañeros correteando en busca de auspiciadores y lugar para el evento. Mi colegio nos recibió de buena gana, y le sigo muy agradecida por eso. De auspiciadores... fue difícil. Damos más de 20 cartas pidiendo auspicio a distintas instituciones, pero ninguna nos llamaba para confirmar o rechazar. Sólo el Centro Cultural Simón I. Patiño se dignó a llamar para informarnos que todo el mes de septiembre ya estaba copado. De todas formas, como pueden ven en la imagen, varios medios de comunicación nos recibieron.

Uf! De sólo acordarme me canso. Fui a varias entrevistas en radio, y otras en televisión. Distribuimos volantes y afiches sin cansancio, y colgamos un banner en mi universidad y en mi colegio (por días).

En conjunto con mis otras materias y una ocupación que justo surgió por esos días -tenía que ilustrar un suplemento para niños- estuve a punto de morir.

Tuve miedo. Temía que el recuerdo de esta presentación se viera invadida de todo el trabajo y la presión que conlleva una organización "perfecta". Ah, pero no fue así. No, para nada.

La decoración fue muy bonita. Ni excesiva ni desapercibida. Además que fue delicada, y eso me encantó. Combinaba muy con el libro. Eso era lo más importante. Cada uno de mis libros son mis hijos, así que quiero lo mejor para ellos. Imagino que mi "Sibelle para Benjamín" estuvo muy contento de ser el centro esa noche.

La mesa principal, donde debían estar sentados Gaby, Pablito y yo, estuvo igualmente ambientada. Uno de nuestros auspiciadores era "Quiero mis 15 decoraciones", de modo que contábamos con algunos accesorios extras, como este pequeño arreglo. Al fondo, en la foto, pueden ver la jarra de agua con la botella, pues parte del protocolo es estar pendiente de que no se les acabe a los que van a sentarse allí.

También estaba la mesa de ventas, en la que ayudaron gentilmente mis amigas de cole Cecilia y Naviasil, y mi tía Charo. Las tres hicieron un gran trabajo ayudándome con eso, tuvieron mucha paciencia y sobre todo cuidaron mucho las cuentas que me presentaron después, sin que yo les pidiera nada. En verdad, se los agradezco mucho.



Y claro, yo también tuve mi rinconcito. En mis anteriores presentaciones siempre he tenido una mesa que ambientaba yo misma para firmar los libros. Esta vez no fue la excepción. Estaba cerca la mesa de las ventas, de modo que la gente pudiera adquirir los libros e ir a firmarlos conmigo a lado. Hubieron algunos detalles que me faltaron, como mi muñequito de L (Death Note) que no encontré justo esa noche y la novela de turno que leía en ese entonces. Como estaba tan ocupada, no leía nada, ni tampoco tuve tiempo para buscar mi pequeño amuletito. De todas formas, fue mi lugar especial durante la presentación.
Mis compañeros de grupo -y amigos míos- guiaron el evento con elegancia y formalidad. Lo hicieron muy bien. ¡Muchísimas gracias, Adru y Roberto! Entre ambos hicieron referencia a las biografías de cada uno de los invitados en la mesa principal, incluyéndome, y también saludaron y se despidieron del público como es debido. Personalmente los admiro por haberse mantenido tan serenos durante la presentación, mientras que yo estaba al borde de un ataque de nervios.

Como podrán ver en las siguientes fotos, hubo bastante gente que asistió al evento. Esto fue genial, puesto que si no llenábamos la sala obteníanmos menos nota. 

Pero fue increíble, incluso si algunos decidían irse antes, otros tomaban su lugar. Al principio dispusimos unas 170 sillas, pero a medida que transcurría el evento, como seguían llegando personas, se aumentaron filas hasta llegar a los 200. Como el público se iba y otro venía, no tengo idea de cuántas personas acudieron en total. Es muy reconfortante saber que fueron más de 200 y que no se presentó problema alguno.

Comentarios

  1. MI ANITA ESTA MUY BUENA LA PRESENTACION YA ME IMAGINO COMO SERA EL RESTO..... ANIMO MI ANITA Y TRANQUILA TQMMM

    ResponderEliminar
  2. Rosita es algo increible, tener a una prima tan talentosa como vos, en tan poco tiempo ya vas 4 libros, entre otros no publicadosss, sigue adelante sumergiendonos en ese mundo donde la imaginacion es real ^^ saludosss d tu primo q tqm / Julio Cesar

    ResponderEliminar

Publicar un comentario